• Demo

  • Demo

  • Demo

ENT 29 : "LA CONFIANZA DE LAS COMUNIDADES SE GANA A TRAVÉS DE UN DIÁLOGO HONESTO, ABIERTO Y SINCERO"

 
Afirma Rolando Cárdenas, director del Instituto de Desarrollo y Sostenibilidad (ID&S)

“LA CONFIANZA DE LAS COMUNIDADES SE GANA A TRAVÉS DE UN DIÁLOGO HONESTO, ABIERTO Y SINCERO”

La minería sí puede convivir con la agricultura y con la ganadería. Esto lo evidencia el programa que viene impulsando la empresa minera Hudbay Perú en las comunidades cusqueñas de Uchucarco y Chilloroya, en el marco del compromiso alcanzado con dichas poblaciones con motivo de la ejecución del proyecto Constancia. El director del Instituto de Desarrollo y Sostenibilidad (ID&S), Rolando Cárdenas, nos cuenta los detalles de esta gran iniciativa.
¿Qué programas desarrollan, en alianza con Hudbay Perú, para mejorar la calidad de vida de las comunidades campesinas de Uchucarco y Chilloroya?
La empresa Hudbay Perú creó el “Programa de Ingresos Alternativos” (PIA) y con el presupuesto licitó dos proyectos de ganadería vacuna y ovina en las comunidades campesinas de Uchucarco y Chilloroya, el cual viene siendo ejecutado por el Instituto Desarrollo y Sostenibilidad (ID&S).
¿Cuál es el objetivo principal de estos programas?

El objetivo del programa es orientar a las comunidades que retomen sus actividades ancestrales y de vocación como son la agricultura y la ganadería. De esta manera podrán desarrollarlas y tecnificarlas para que constituyan un importante ingreso económico familiar.

¿Qué tipo de capacitaciones reciben los pobladores de Uchucarco y Chilloroya para mejorar la calidad de sus productos?

Durante el proceso de ejecución del proyecto, los beneficiados recibieron capacitaciones dirigidas al manejo de pastos y forrajes, sistemas de henificación y ensilado para épocas de secano, manejo ganadero, tópicos selectos en sanidad animal, así como inseminación por monta natural y artificial.

Asimismo, se han formado promotores extensionistas para que apoyen a los ganaderos en el cuidado de sus animales -a falta de veterinarios- y en la comercialización de sus productos lácteos a través de la formación de asociaciones, cursos de manejo de la leche, mesas de negociación de productos, etc.

¿Qué beneficios concretos reciben los pobladores de estas comunidades cusqueñas?

La zona de Uchucarco siempre ha sido considerada una cuenca lechera de gran calidad. Lamentablemente, después del asentamiento de la mina, los pobladores viraron sus labores diarias al trabajo de construcción de las instalaciones de la empresa minera con lo cual elevaron temporalmente sus niveles de vida.

Sin embargo, la culminación de esta etapa generó que la mano de obra sea cesada y reinsertada a sus antiguas labores ocasionando un descontento ya que no encontraron en sus actividades ancestrales el mismo nivel de ingresos percibidos por la empresa minera. Por ello, se decidió mejorar las condiciones labores agrícolas y ganaderas de ambas comunidades, tecnificándolas y mejorando la calidad de sus productos.

¿Estos programas incluyen la búsqueda de mercados para que las comunidades vendan sus productos lácteos?

Claro que sí. Como se sabe, el corredor Arequipa-Espinar-Chumbivilcas es conocido por su importancia comercial a través del Grupo Gloria. Asimismo, en otros mercados de Espinar se está iniciando la comercialización de la leche y productos lácteos nativos los cuales son muy reconocidos por su calidad sanitaria.

La propuesta es que luego de la instalación de la nueva planta de lácteos, entre julio y agosto de este año, dichos productos lleguen a mercados como Cusco, Juliaca y Lima.

¿Estos programas impulsados por Hudbay Perú e ID&S son testimonios de que la industria minería puede potenciar otros sectores económicos?

Definitivamente. Puedo dar fe de ello. Dicho apoyo bien dirigido facilita, desarrolla y mejora la calidad de vida de estas personas. Lo que se requiere es el apoyo en conjunto entre empresa, estado y comunidad. Queda claro que la minería puede impulsar otros sectores aún no explorados como la acuicultura, textilería, etc.

En un inicio, ambas comunidades se oponían al proyecto minero Constancia ¿Cómo lograron cambiar la percepción de los comuneros?

La confianza de las comunidades se gana a través del diálogo honesto, abierto y sincero. Las empresas no pueden prometer lo que no van a cumplir y las comunidades no deben confundir a la empresa con el Estado.

Cada quien debe desarrollar la parte que le toca. Pero si una de ellas empieza mal es obvio que ninguna de las partes actuará bien. Lamentablemente, hoy se ha politizado este diálogo que podría mejorar si se inicia un buen contacto y la metodología adecuada. Para eso estamos los profesionales y empresas que hemos trabajado en esto desde hace muchos años.

¿Por qué surgen los conflictos sociales relacionados a la minería?

Los conflictos surgen por una mala información de la actividad minera. Dicho problema genera expectativas inadecuadas relacionadas al desarrollo colectivo de las zonas y son aprovechados por los intereses particulares de malos dirigentes locales o venidos de otras zonas.

Hoy las comunidades campesinas han optado por “asesorarse” con abogados, ingenieros y otros profesionales, cuyas intenciones no son las mejores y dan verdades a medias sobre la contaminación y el cuidado ambiental.

¿Considera que las mesas de diálogo sirven para evitar futuros conflictos sociales?

Considero que son un medio ideal mientras no se presenten influencias políticas. Por ejemplo, la mesa de diálogo de Querocoto, en el proyecto La Granja en Cajamarca, es un ejemplo de diálogo y equidad. También hay otras formas como la creación de Fondos Sociales bien administrados, etc.

¿Cree que las empresas mineras deberían invertir más en prevención para evitar conflictos sociales?

Creo que debe ser parte del riesgo controlado de las empresas mineras. Por ejemplo, cuando están en la etapa de prospección, realizan estudios para conocer los terrenos y analizar si existe presencia de minerales en la zona, podrían realizar paralelamente sondeos en las comunidades aledañas a través de talleres de diagnóstico participativo.

A veces las empresas se olvidan que hay comunidades que apuestan por los dos pilares del desarrollo: educación y salud. No todo es ladrillo y cemento.

CLAVES

  • Educación y salud. Las comunidades de Espinar apuestan por mejorar la calidad educativa y los servicios de salud.
  • Agricultura y minería. Actividades ancestrales que trabajan de la mano mejorando el desarrollo económico de las comunidades de Uchucarco y Chilloroya.
  • Comercialización. Los mercados lácteos de Espinar cuentan con un gran reconocimiento a nivel nacional.


Oficina de Imagen y Comunicaciones
PERUMIN-32 Convención Minera


E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Tel. (511) 349-4262 Ext. 363